jueves, 3 de septiembre de 2009

Entre las lenguas

Bruñido torso el de esta hora
en que mis labios susurran
cálidas interjecciones.
Solapada mirada
de ese reloj que espía
entre las lenguas de fuego.
Rítmico tiempo en la cadencia
de los latidos.
Arde el verano y estamos solos,
aunque el reloj atisbe nuestros cuerpos.

Elsa Tébere

10 comentarios:

  1. Que placer encontrarte!! ni imaginas como se te extraña. Miles de cariños
    Cecy

    ResponderEliminar
  2. -BRAVO, QUERIDA SOLCITO, UNA BARBARIDAD, MIS FELICITACIONES Y UN BESO.
    JOTACET

    ResponderEliminar
  3. Solcito.
    ¨Arde el verano y estamos solos, aunque el reloj atisbe nuestros cuerpos¨... woww creo que para el amor y la pasión no hay edad, asi que a esconder las manecillas de los relojes incomprensivos! jejeje...
    Besitos
    Vickie

    ResponderEliminar
  4. Gracias Luciérnaga ,lo que ocurre es que estoy trabajando en dos libros nuevos.Ya los tengo listos .Ahora me falta dar el paso principal.Uno de ellos es de humor¡Ja! el otro más normal,si es que así se le puede llamar a lo que escribo.Besitos mil! Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola doct. Me ha dado una inyección de optimismo! Ahora estoy bailando (de verdad) Están poniendo una música muy movida cha cha chá y estoy bailando con mi esposo y de a rato vuelvo a la compu
    ¡jaaaaaaaaa! ¡ Cariños!

    ResponderEliminar
  6. Ya lo creo que no hay edad,eso creía yo cuando era más joven.Todo está en la creatividad y el amor por supuesto.
    Muchos cariños! perdón por mis ausencias,pero estoy haciendo travesuras literarias.

    ResponderEliminar
  7. Es un placer estar en tus letras nuevamente un abrazo Faby

    ResponderEliminar
  8. Excelente tu poema Solcito, me da mucha alegria poder detenerme en tu rincon, la verdad estos ultimos tiempos me es dificil, besos

    ResponderEliminar
  9. Gracias queridos poetas :Faby,Angus y María José.Una alegría iniciar este hoy con vuestras cálidas palabras ¡Besitos!

    ResponderEliminar